<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- http://deportesmaster.blogspot.mx --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:320px;height:100px" data-ad-client="ca-pub-1139391292512987" data-ad-slot="1179539418"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

jueves, 6 de agosto de 2015

Los invitados incómodos buscan la gloria, torneos sudamericanos desde hace 17 años, ése es el estatus del futbol mexicano en las competencias de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol).

Los invitados incómodos buscan la gloria

Los invitados incómodos buscan la gloria© Proporcionado por El Economista Los invitados incómodos buscan la gloria
Un invitado incómodo, que acepta reglas parciales con tal de participar en los torneos sudamericanos desde hace 17 años, ése es el estatus del futbol mexicano en las competencias de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol).
 Las restricciones que, por ejemplo, impiden que Tigres reciba el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores, a pesar de terminar en mejor posición en la fase de grupos que su rival, River Plate, es el último de los acontecimientos que han soportado los clubes mexicanos por intentar ganar por primera ocasión el torneo de clubes.
Sucesos como la agresión del técnico Jorge Benítez a Adolfo Bautista (en el 2005), la impotencia de Cristian Lucchetti, que ni siquiera se tiró para atajar los dos disparos restantes que eliminaron a Santos ante River Plate en los octavos de final del torneo un año anterior, o el rompimiento de relaciones entre la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y la Conmebol por la crisis de salud derivada del brote de influenza (en el 2009), enmarcan la relación del futbol mexicano con sus socios sudamericanos.
"El principal aporte de los clubes mexicanos ha sido su nivel deportivo, la organización y la difusión de los torneos", expresó Harold Mayne-Nicholls, ex presidente de la Asociación Nacional de Futbol Profesional de Chile.
El que también fuera ex dirigente de la Conmebol recordó que nunca existió alguna propuesta para cambiar el estatus de invitado de los equipos mexicanos en los torneos sudamericanos y así gozar de plenos derechos, debido a que pertenecen a otra confederación de futbol (Concacaf).
"Las reglas ya son conocidas por los equipos antes del torneo, sólo si hubiese una sola confederación en América, sin duda tendrían los mismos derechos que los sudamericanos", añadió Mayne-Nicholls.
En 17 ediciones de la copa, los clubes mexicanos tienen una efectividad de 61% para superar la fase de grupos y en ocho ocasiones equipos de la Liga MX han llegado a las semifinales del torneo -de las cuales tres han llegado a la final-, cifra que sólo Brasil (23) y Argentina (16) superan desde 1998, año del debut mexicano en el certamen.
Para Laureano González, presidente de la Federación Venezolana de Futbol (FVF), es un tema de representatividad y jerarquías las restricciones al futbol mexicano en el torneo.
"Son privilegios y jerarquías que se asignan a sí mismos algunos países y la confederación se reserva el respaldo, debido al potencial que representan Argentina y Brasil. 
Así como México es potencia en Concacaf, esas naciones, en el seno de Conmebol, aunque tengan un voto cada uno, tienen un peso específico en la opinión que se tenga con relación al resto", mencionó el dirigente.
El responsable del futbol venezolano todavía recuerda cómo comenzó todo, cuando en 1997 la FMF inició las gestiones para participar en los torneos de clubes del cono sur.
"Estamos profundamente agradecidos con el futbol mexicano, ya que aceptaron jugar el torneo pre-libertadores, que significó mucho para el futbol venezolano y los clubes, de conectarse con un futbol muy importante, competir a un gran nivel; además le proporcionó a los equipos venezolanos un ingreso económico importante", explicó Laureano González.
Para que México pudiera participar en Copa Libertadores se tuvieron que desembolsar 2.8 millones de dólares en los seis años que duró el prelibertadores. 
Cada club venezolano recibió 200,000 dólares por jugar la previa y la FVF se embolsó 400,000 dólares por permitir que sus equipos se jugaran su lugar en el torneo.
Finalmente, para el presidente de la federación de Venezuela, "la representación de la confederación sudamericana en el Mundial de Clubes le debe de corresponder a un club sudamericano siempre, porque sería ilógico que dos equipos de un mismo país estén en un torneo que representa a confederaciones distintas", sentenció Laureano González.
eduardo.hernandez@eleconomista.mx

prodigy.msn.com/es-mx/deportes/futbol/los-invitados-inc%C3%B3modos-buscan-la-gloria/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Viajes de mi Blog

Video

MIS AMORES